Sin título

Ana María Gil Valencia

Ana María Gil Valencia

Community Manager en Vainilla Scrap, redactora de contenidos.

Cada que decidimos iniciar un proyecto de Scrapbooking tenemos un punto de partida, un elemento que nos inspira, muchas veces una foto, un papel, un adorno, una imagen y de allí parte todo, ya teniendo esto definido es justo cuando llega el momento más decisivo, que colores vamos a usar, es allí cuando muchas veces nos

bloqueamos y tenemos la tendencia a buscar una combinación que nos haga sentir cómodos, una que dominemos, pero siempre nos queda duda de si hubiéramos podido arriesgarnos un poco más y sí, hay muchas posibles combinaciones que podrían hacer que nuestro proyecto sea aún más espectacular.


En este post te voy a explicar dos simples formas de combinar colores y lograr un efecto único y diferente. La manera más simple es usar el circulo cromático como punto de partida, ya sea con dos o tres colores podemos lograr que nuestro proyecto tenga dinamismo, diseño, estilo y que logremos resaltar aquellos elementos que hacen que nuestro trabajo sea único.

La regla es simple, usamos dos colores contrastantes, el circulo cromático lo podemos dividir en dos, los colores cálidos que son acogedores y los fríos que nos trasmiten tranquilidad, solo es necesario mirar el circulo y tomar dos opuestos, un truco importante es que uno de ellos tengas más protagonismo, así el otro no le restara importancia y los dos se complementaran y formaran una composición limpia y agradable con dinamismo y diseño.

Por eso nuestros favoritos el menta y el rosa se ven tan bien, uno frio y uno cálido, dos opuestos que se complementan, pero ya sabiendo la regla podemos tener muchas otras combinaciones.

Colores opuestos

Algo muy importante es que la base de nuestro proyecto sea un color neutro como blanco, kraft, beige, etc…


Si en cambio queremos arriesgarnos un poco más podemos mezclar tres colores, también con la premisa de que uno sea el protagonista y los otros dos lo complementen, solo es cuestión ahora de hacer un triángulo donde cada punto nos indica un color.

Lo más lindo del scrapbooking es que no hay límites, no existen reglas, solo necesitas creatividad y amor por lo que haces, y con la magia de los colores pues imagínate cuantas cosas podemos crear.

Tríada de colores

Share on facebook
COMPARTE
Share on pinterest
COMPARTE
Share on whatsapp
COMPARTE

Otros contenidos seleccionados para tí...

6 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *